¡Estamos aquí para ayudarte!

SOLARES


¿Por qué usar Protector Solar para tu piel?

Usar protección solar, especialmente durante la exposición al sol en los meses de verano, es fundamental para mantener la buena salud de nuestra piel. Si bien es cierto que todo el cuerpo es importante, debemos prestar mayor atención a los cuidados faciales, pues es la parte del cuerpo que más expuesta está y en la que mayor incidencia tienen los rayos solares.

¿Qué protector solar facial debo usar?

Usar una crema facial hidratante con protección solar debe estar dentro de nuestra rutina diaria de cuidados para la piel, no solo durante los meses de verano, sino durante todo el año. Nuestra cara está expuesta al sol con independencia de la estación en la que estemos, por lo que si no mantenemos unos buenos hábitos de hidratación, ésta se verá envejecida, seca y sin brillo.

Debemos asegurarnos que estamos usando un buen protector solar, testado dermatológicamente y comercializado por buenas marcas con gran experiencia farmacéutica. Lo más importante, en primer lugar, es escoger el factor de protección solar adecuado a nuestra piel, es decir, en función de la resistencia que tengamos ante las quemaduras.

Por ejemplo, una piel más bronceada, y por lo tanto con más melanina, necesitará un factor más bajo de protección que una que no lo esté, pues la melanina actúa como una barrera protectora frente a los rayos ultravioleta.

En Bfarma contamos con una amplia selección de cremas hidratantes con protección solar, cada una de ellos con diferentes propiedades y beneficios para nuestra piel y rostro. El fotoprotector solar ISDIN, o Avene protección solar están entre las mejores marcas de nuestro catálogo, indicadas para condiciones de radiación solar extrema y para todo tipo de pieles.

¿Es recomendable usar autobronceadores?

Podemos considerar los autobronceadores como un producto cosmético pensado para aquellas personas de piel muy clara. Estos proporcionan a la piel un color dorado y un bronceado natural, como el que pueden aportar los propios rayos de sol. En la última década estos productos han evolucionado mucho en cuanto a fórmula y sus resultados son más que visibles.

En muchas ocasiones, se tiende a pensar que usar autobronceador puede ser perjudicial para la piel, nada más lejos de la realidad. Muchas marcas han mejorado la composición de estos productos haciendo que, además de “colorear”, también protejan nuestra piel. Eso sí, es importante que antes de aplicar el autobronceador, nuestra piel esté exfoliada e hidratada, para conseguir así un mejor resultado. 

Importante también recalcar que no todos los productos para bronceado protegen, debemos de fijarnos siempre en su fórmula y observar si contienen un factor SPF. De no ser así, deberán complementarse siempre con un buen protector solar.

¿Tienes alguna duda sobre protección solar facial o corporal?

¡Pregúntanos sin compromiso y te aconsejaremos sobre el mejor producto para tu piel!

Este sitio utiliza cookies para su funcionamiento. Si continua navegando acepta su uso. Consulte la política de cookies y la política de privacidad.